Make your own free website on Tripod.com

Christian Ministries

Paso 4 de 10
Home
El Milagro de Lizzie Jessica
Jesús
La Biblia
5 Primeros Pasos
Paso 1
Paso 2
Paso 3
Paso 4
Paso 5
10 Primeros Pasos para el Nuevo Creyente
Paso 1 de 10
Paso 2 de 10
Paso 3 de 10
Paso 4 de 10
Paso 5 de 10
Paso 6 de 10
Paso 7 de 10
Paso 8 de 10
Paso 9 de10
Paso 10 de 10
Contactanos
Musica Cristiana
Escuchar Dr.Kelly
Niños
Nuestro Futuro

Enter subhead content here

Ore.

La mejor manera de llegar a conocer a un nuevo amigo es pasar tiempo con él, conversar con él. Y la mejor manera de llegar a conocer mejor a Dios es pasar tiempo con él, conversar con él. Eso es lo que es la oración: sencillamente hablar con Dios.

No hay por qué tener temor de acercarse a él. Dios recibe sus oraciones y las contesta. Hay 667 oraciones registradas en la Biblia, y también las respuestas a 454. Eso es muy estimulante.

La Biblia es un libro de oración, y su lectura y la oración van de la mano. Esto se ilustra en mi sugerencia de que empiece y concluya con oración su tiempo devocional diario.

¿Cuándo debe hablar con Dios? En realidad no hay ningún tiempo inapropiado. Usted puede orar cada vez que quiera. Pero tener un tiempo específico para orar es tan importante como tener un tiempo específico para leer Su Palabra. Cuando ora, usted habla con Dios, cuando lee Su Palabra, él le habla a usted.


--------------------------------------------------------------------------------

"La oración debe ser la llave que abre el día y que lo cierra por la noche."

- Tomás Fuller


--------------------------------------------------------------------------------

El Salmo 55:17 dice: "Tarde y mañana y a mediodía oraré." Ese es un buen modelo, pero no es ninguna fórmula mágica. En realidad usted necesita orar más que eso, y no vale la pena orar menos.

La mañana es un excelente tiempo para adorar a Dios en oración, decirle lo que él significa para usted, y cuanto le ama. Es un buen tiempo para alabarle por lo que él es y lo que ha hecho. Es un buen tiempo para buscar dirección y bendición sobre todas las actividades del día.

El mediodía le provee de una oportunidad para evaluar su día. Pregúntele a Dios si lo que usted ha hecho en la mañana le ha agradado. Si es así, agradézcale y pídale una tarde similar. Si no confiese sus faltas y pídale a Dios que allane su camino con sabiduría para el resto del día.

El anochecer puede ser un tiempo deleitoso de acción de gracias y comunión con Dios. Agradézcale por su día, por su salvación, por Sus promesas. Este tiempo de oración tal vez no sea tan largo como el de la mañana, porque usted quizá este cansado o con sueño.


--------------------------------------------------------------------------------

"Nadie en sus cabales, si tiene algún poder para ordenar su propio día, reservaría sus principales oraciones para el momento antes de irse a la cama; obviamente la peor hora posible para cualquier acción que necesita concentración."

- C. S. Lewis


--------------------------------------------------------------------------------

¿Cómo debe hablar con Dios? Tal vez usted en realidad no sabe cómo orar, y se pregunta que va a decirle.

Eso es fácil. Diga lo que diría a cualquier buen amigo que lo quiere bien. No necesita vocabulario especial, ni necesita ser elocuente.

No se preocupe si inicialmente sus oraciones son cortas. Martín Lutero dijo una vez: "Mientras menos palabras, mejor es la oración." Lutero no estaba sugiriendo que todas las oraciones deben ser cortas. Lo que estaba diciendo es que una oración sincera que usa solamente unas pocas palabras es mejor que una oración insincera que usa muchas.

No se preocupe si usted no eleva una oración "pulida." Dios prefiere la sinceridad sobre el "pulimento." Si usted no puede orar como quisiera hacerlo, ore como pueda. Dios conoce su corazón; él sabe lo que usted quiere decir.

¿Quién puede ayudarle a aprender a orar? Si usted está atravesando dificultades en cuanto a aprender a orar; hay buenas noticias. Cuando usted ora no está librado a su propio esfuerzo; Jesús el Hijo de Dios, y el Espíritu Santo le ayudarán en su vida de oración. ¡Esa es la promesa de Dios!

Cuando usted ha pecado y necesita hablarle a Dios, el Abogado de Dios, Su Hijo, Jesús está allí para ayudarle. "Y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesús el justo" (1 Juan 2:1). Y cuando usted no sabe qué decir, el Intercesor divino, Su Espíritu Santo, le ayuda. "Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles" (Romanos 8:26).

¿Por qué cosas debe orar? Cuando las personas oran muy rara vez piden un cambio en el carácter, pero si piden frecuentemente un cambio en las circunstancias. Esta es una grave equivocación. Dios controla nuestras circunstancias para mejorar nuestro carácter. De modo que no se deje ganar por el hábito de implorar en oración un cambio en sus condiciones financieras o físicas. Permita que sus oraciones sean un vehículo para que Dios moldee su carácter para llegar a ser lo que él quiere que sea.

La oración es el prefacio del propósito, el prólogo al poder y el preludio de la paz. Tan pronto como usted ha aceptado a Cristo como su Salvador, aprenda a acudir al Padre en oración. Es como hablar con un viejo amigo.

No permita que pase ni un día sin hablar con él. él se interesa profundamente en usted y quiere que usted llegue a conocerle mejor. Pase tiempo con él todos los días.

Enter supporting content here